ASIA,  SINGAPUR,  TAILANDIA

NUESTROS ALOJAMIENTOS EN SINGAPUR Y TAILANDIA

Después de contaros la ruta (ver aquí) y el presupuesto (ver aquí) os vamos a detallar un poco más los alojamientos en los que estuvimos durante esos 15 días, lo que íbamos buscando y lo que nos encontramos. La mayoría de hoteles en los que nos quedamos nos resultaron bastante buenos, y es algo de lo que estamos muy contentos, a nosotros nos influye bastante dormir o no dormir bien durante la noche o poder ducharte cómodamente mientras estas fuera de casa.

Como os conté en el post del presupuesto teníamos un presupuesto inicial de 1000€ para hoteles y había uno de ellos que ya nos iba a costar más de un tercio de ese presupuesto. ¿Creéis que lo cumplimos?

Ibis Aeropuerto Barajas 2* – Madrid (Recomendado)

¿Por qué lo elegimos?
La noche anterior a la salida del vuelo internacional dormirnos en Madrid, ¡por nada del mundo queríamos perder ese vuelo!
Todos conocemos la cadena Ibis y para pasar una noche cerca del aeropuerto están bastante bien, son cómodos y limpios ¿qué más queremos para una noche?
Empezamos a buscar alojamiento para esa noche pero lo hicimos tarde, los precios habían subido bastante desde la anterior vez que lo miré y solo recordaba el precio del Ibis porque es la cadena en el que nos solemos alojar cuando tenemos que coger un vuelo temprano desde Sevilla. Aún así en Booking ya estaba agotados, pero seguía quedando una habitación en su pagina web al mismo precio que vi la vez anterior.

Y ¿una vez allí?
El hotel tenía transfer gratuito del aeropuerto al hotel y viceversa, con lo cual nos ahorrábamos un pico. Como todos, estaba muy limpio, y para sorpresa la habitación y el baño eran bastante grande y la cama muy cómoda

¿Alguna pega?
El restaurante nos pareció un poco pobre y bastante caro. Habíamos comido en otro Ibis bastante mejor y por mucho menos dinero.

En Booking tiene una puntuación de 8,6 y nosotros no la bajaríamos, nos parece que está bastante correcta.

¿Su precio?
84,55€ la noche (42,28€ persona/noche)

HOTELES EN SINGAPUR

Cuando empezamos a mirar hoteles en Singapur nos echamos las manos a la cabeza ¡pero que son estos precios! se nos cayó todo el presupuesto, cogimos aire y nos mantuvimos en que teníamos que ceñirnos a lo que habíamos dicho. Los hoteles en Singapur son bastante caros, a precio europeo, hay que buscar bastante para encontrar algo decente, céntrico y lo último ¡con ventanas! porque sí, en Singapur no todas las habitaciones tienen ventanas.

Frangrance Hotel – Selegie 3* – Singapur(Recomendado)

¿Por qué lo elegimos?
Tras dar mil vueltas a mil paginas encontramos algo que se ajustaba. El hotel estaba en Little India, a cinco minutos del metro «Little India» no te aseguraba tener ventanas en la habitación pero nosotros les escribimos pidiéndola y nos la dieron, aunque no os podemos decir si lo hicieron por la petición o porque les cuadró así.
Lo elegimos por su cercanía al metro, por su precio y porque la habitación parecía estar más en condiciones que otros que habíamos visto por 10€ menos y lejos del centro.
Intentamos siempre elegir valoraciones de Booking por encima de 7 u 8 y este tenía un 7,8

Y ¿Una vez allí?
Tenía piscina en la última planta del hotel, nosotros fuimos por la noche y solo coincidimos con una familia, si hay mucha gente no se yo si habría bastante sitio fuera de la piscina para todo el mundo.

Las habitaciones tenían un buen aire acondicionado,¡el calor en Singapur es agobiante! un baño en condiciones y una cama bastante cómoda. El espacio era reducido pero suficiente para hacer y deshacer mochilas para dos personas.

El desayuno no estaba incluido, pero aún así desayunamos un día allí, y bueno, normalito, no había mucho para elegir pero lo que había estaba bueno.

En la habitación no había adaptador de corriente para los enchufes pero los podías comprar en recepción o en el seven eleven que había justo al lado del hotel.

¿Alguna pega?
Quizás la zona no es la mejor, como ya os conté en el post de los preparativos de Singapur (ver aquí) no encontramos que fuera una zona muy segura, sobre todo si vais a llegar por la noche y solo/a

¿Su precio?
171€ por dos noches (42,75€ persona/noche) solo alojamiento en habitación doble superior

En resumen y para los alojamientos que ofrece Singapur la relación calidad precio está bastante bien

Marina Bay Sands 5* – Singapur (Recomendado)

Este hotel era el único que teníamos claro desde un principio, no podíamos irnos de Singapur sin parar a darnos un baño la archiconocida piscina del Marina Bay Sands, porque aunque para subir al mirador no hace falta ser huésped del hotel si que debes serlo para acceder a la piscina elevada más larga del mundo.

Vistas del Marina Bay desde la bahía

¿Por qué lo elegimos?
Sobran los motivos ¿no? ha pasado a convertirse en una atracción turística más que un hotel en sí mismo, queríamos disfrutar de las vistas de esa plataforma mientras nos bañábamos y ver las luces de los edificios desde la ventana de la habitación. Pensábamos recorrer cada baldosa del hotel pero claro, necesitaríamos una día entero para eso y no lo teníamos.

¿Y una vez allí? 
Nos quedamos con la boca abierta al entrar, era enorme, brutal, soprende verlo tan de cerca. Llegamos temprano y nos pusimos en cola para hacer el chek-in, sí cola… había gente por todas partes, pero la organización del hotel quiso apartarnos de la cola y llevarnos a la sala de los check-in VIP ¡OMG! nos dijeron que no podíamos acceder a la habitación hasta las tres de la tarde pero que en cuanto la tuvieran lista nos enviarían un mail (llegó sobre las 12:30) y nos entregaron las tarjetas para hacer uso de la piscina. Cuando entramos en la habitación las cortinas del gran ventanal se abrieron solas, ¡vamos eso es un recibimiento en condiciones! teníamos la ciudad a nuestros pies. La experiencia de la piscina no os la voy a contar, eso tenéis que ir allí y vivirlo, pero si os voy a decir que por mucha gente que haya nunca os agobiareis, ni sentiréis que estáis uno pegado al otro.

¿Alguna pega?
Bueno, sabed que después del pastón que habéis pagado por la habitación, que os ha dejado el resto del viaje tiritando, nadie os va a subir las maletas a la habitación, y que hayáis pagado ese pastón tampoco os va a asegurar tener una tumbona en la piscina, nosotros dimos tres vueltas hasta encontrar una para los dos.

¿Y su precio?
367€ por una noche (183,5€ por persona/noche) solo alojamiento en habitación Deluxe con vistas a la ciudad.
Aunque por lo que veo el precio va subiendo.
La primera reserva que hicimos reservamos la habitación con vistas al jardín pero más tarde viendo la poca diferencia de precio decidimos cambiarlo. Tambien hay que tener en cuenta que probablemente el precio suba en fin de semana. Nosotros nos quedamos la noche del domingo al lunes y bajaba el precio con respecto a los dos días anteriores.

¿Merece la pena?
Es una pregunta que me ha hecho mucha gente y bueno creo que es cuestión de prioridades y de lo que estés dispuesto a gastar, hay mucha gente que pasa por Singapur y no se hospeda en ese hotel. Al fin y al cabo los mejores hoteles no tienen por qué ser los más lujosos y caros.

HOTELES EN TAILANDIA

Al contrario que en Singapur los hoteles en Tailandia son muy baratos y están bastante bien, en Bangkok puedes encontrar el típico hotel de 4 o 5 estrellas con todos los lujos por unos 90€ la noche (lo que nos cuesta aqui un 3* justito) o habitaciones privadas en perfectas condiciones por 15€ la noche o incluso menos, y no hablemos ya de habitaciones compartidas. En esta parte del viaje cogimos todo tipo de hoteles, desde habitaciones simples con lo justo hasta algún 4 estrellas que oye, ya que están a esos precios darse un capricho así vale la pena.

The Spades Hostel 3*- Bangkok (Recomendado)

Cuando buscábamos hotel para estos dos días no nos aclarábamos mucho con el mapa de Bangkok, que era eso de que el metro llegara solo hasta mitad de ciudad, ¿y después? ¿tendríamos que estar cogiendo taxis todo el rato? Siento deciros que sí, las distancias en Bangkok son enormes, mucho más grandes que cualquier ciudad en la que he estado, el metro solo cubre la parte nueva de la ciudad, y sí tendréis que coger taxi o tuk tuk para llegar hasta el centro. Como seguíamos sin aclararnos mucho decidimos buscar algo que estuviera en tierra de nadie, es decir, ni en el centro ni en la zona nueva, algo que estuviera en mitad de todo lo que teníamos que ver, aunque ya nos habíamos dado cuenta que no podríamos ir andando a ningún sitio.

Entrada al hotel

¿Por qué lo elegimos?
Buscando algo bueno bonito y barato dimos con este hostel que tenía habitaciones privadas con baño en la habitación, y nos pareció perfecto, tenía buena puntuación en Booking (8,7) todos los comentarios hablaban bastante bien de la atención y la limpieza y nos pareció que tenia una buena ubicación. Encontramos bastantes hoteles por la zona por el precio que barajábamos pero los comentarios y valoraciones eran bastante malos. Así que en cuanto lo encontramos no lo dudamos e hicimos click.

Y ¿una vez allí?
Nos pareció un acierto total, el personal era super amable, nos ayudaron en todo lo que pudieron para visitar la ciudad, tenía un salón de té en la entrada precioso que por desgracia no pudimos probar (los días no nos daban para más) ¡pero las tartas tenían un pintón!
El hotel estaba muy bien cuidado, las plantas bajas eran donde se encontraban las habitaciones compartidas y la ultima planta donde estaban las habitaciones privadas con baño en el interior. Las habitaciones estaban bastante bien, una cama grande un poco dura, pero eso es normal en Tailandia, tenía un gran ventanal con vistas a la entrada, y un aire acondicionando potente.  En la entrada había agua y zumo gratis durante todo el día. No tenía restaurante pero había una zona común en la entrada donde te podías traer la comida y cenar allí.

¿Alguna pega?
Por decir algo, el bochorno en el pasillo, pero con los ventanales que había lo veo más que normal. El clima en la habitación era muy agradable. También nos cobraron un 3% de recargo por pagar con tarjeta.

¿Su precio?
77,64€ por dos noches (19,41€ por persona/noche) solo alojamiento en habitación deluxe con cama grande.

POR Santitham 3* – Chiang Mai (Recomendado)

Otro acierto total. Fue el primer hotel que reservamos (justo después de comprar los vuelos) y solo me guié por la foto de la piscina, para que nos vamos a engañar, bueno y por el 9,1 que tenía en Booking.

¿Por qué lo elejimos?
Queríamos alojarnos en el barrio de Nimman y en el filtro de Booking aparecía este hotel, me pareció ideal y todo el mundo hablaba bastante bien del hotel y del personal y no nos lo pensamos.

Y ¿una vez allí?
No se encontraba en el barrio de Nimman, estaba al norte de la muralla pero en 5 minutos a pie llegabas a la muralla. La localización era algo más relajada que estando en el centro, era una calle poco transitada por vehículos que te permitía un buen descanso, el desayuno estaba increíblemente bueno, tenían toneladas de botellas de agua para que cogieras todas las que quisieras durante el día, la habitación era enorme y la cama muy cómoda. En el «lobby» había lavadora y secadora gratuita (incluyendo jabón y demás) y el personal (todos jóvenes) eran super amables, te ayudaban en todo, incluso en algún momento que nos entró hambre, nos ayudaron a elegir en una aplicación que existe en Tailandia tipo «glovo» o nos llamaron al Uber para volver al aeropuerto. Tienen alquiler de moto y bici y por regla general hay un red truck aparcado en la puerta todas las mañanas, por que probablemente cerca no encuentres ninguno de paso y tengas que ir hasta el centro.
Y que decir de la piscina, ¡yo estaba encantada! es cierto que el agua estaba a temperatura más baja pero claro es el norte de Tailandia y aunque siga haciendo calor no estábamos en el sur. Casi nunca había nadie, así que podías relajarte libremente.

¿Alguna pega?
Ninguna

¿Su precio?
99,70 por tres noches (16,61€ por persona/noche) alojamiento + desayuno en habitación doble pequeña (que de pequeña no tenia nada)

Wake Up Aonang Hotel 3* – Ao Nang (Recomendado)

El itinerario de 4 días que íbamos a seguir en Krabi, solo nos dejaba un día a la ida y otro a la vuelta de las Islas Phi Phi para estar en Ao Nang, sabíamos que tenía poco de interesante y solo íbamos a pasar una noche.

¿Por qué lo elegimos?
Buscábamos un hotel barato, limpio, nuevo y bastante básico, cerca de la playa, ya que ahí están la mayoría de empresas que hacen tour por las distintas islas. Dimos con uno que parecía estar bastante bien, se veía nuevo, a dos pasos de la playa, muy barato y super limpio, la puntuación de Booking era 8,9.

¿Y una vez allí?
Era tal cual habíamos visto, un hotel básico, tipo ibis, pero algo mejor cuidado, limpio como el que más, nuevo y mas cerca de lo que creía de la playa. Estaba rodeado de bares, agencias de viaje, spa de masajes y tiendas, vamos lo que es Ao Nang.

¿Alguna pega?
Creo que no merece la pena buscarle una pega a este hotel por el precio que tiene, y aún así no encontramos ninguna.

¿Su precio?
20€ por una noche (10€ persona/noche) solo alojamiento en habitación doble deluxe con balcón

Paradise Resort  Phi Phi 3* – Koh Phi Phi Don (Recomendado)

Este fue el hotel del viaje. Evidentemente nos fuimos de viaje pensando que el hotelazo sería el Marina Bay pero no siempre lo mejor tiene que ser lo más bonito y lo más caro. Siempre que escribo o digo algo sobre este hotel me emociono, y es que nos hizo sentirnos como si estuviéramos en casa y en el paraíso al mismo tiempo. Las sensaciones que vivimos amaneciendo frente al mar, los atardeceres que disfrutamos desde la arena de la playa, las risas que echamos con el personal del hotel, la sonrisa con las que nos recibían en cada comida, lo que sentimos al despedirnos de ellos, por nombrar algo, eso es lo que realmente merece la pena de un hotel. Y no pudimos encontrar otro mejor.

¿Por qué lo elegimos?
Desde que echamos el primer vistazo a los hoteles en Phi Phi vimos que los precios eran bastante más caros que en resto de lugares que habíamos reservado y las puntuaciones mucho más bajas. Queríamos algo alejado del jaleo del centro, porque queríamos descansar el tiempo que no estuviéramos de excursión. Creo que fue el lugar donde más nos costó encontrar hotel con el presupuesto que nos quedaba.
Después de mirar por cada rincón decidimos que las vistas que tenía este Bungalow no eran comparables a nada más. La elección de este hotel fue cuestión de gustos, no tenía nada que sobresaliera por encima de los demás, aunque la puntuación que era de un 7,8 si era mejor, además estaba en una de las mejores playas de la isla, Long Beach.

Amanecer con estas vistas no tiene precio

¿Y una vez allí?
Nada más salir del ferry que nos llevó hasta la isla nos recogió un long tail (gratuito) en el embarcadero para llevarnos al hotel, casi todos los hoteles alejados del centro usan el mismo método. Cuando nos dieron la habitación no nos podíamos creer las vistas que tenía, en la misma playa, con un ventanal enorme en el que veríamos los mejores amaneceres de nuestra vida. La habitación era perfecta, el baño enorme, eso si, como en casi todos los hoteles de Phi Phi te encontraras un cartel en el que te dirán que uses el menos agua posible para ducharte.
Aunque nosotros nos alojamos en la Villa frente a la playa, la pareja de amigos con la que nos encontramos lo hicieron en un Bungalow estándar y también estaban bastante contentos.
Desayunábamos y cenábamos en el restaurante a pie de playa en el que pasaríamos ratos super divertidos y donde probaríamos nueva comida Tailandesa, y cocketeles riquísimos, donde hicimos colegas que pensamos volver a visitar en otro futuro viaje a Tailandia, todos parecían familia, todos nos dedicaban sonrisas al vernos y los mas jóvenes se sonrojaban cuando les decíamos algo gracioso.

Nuestro plan por las tardes era ver el atardecer y probar cocktails nuevos

Para ir al centro tenía un horario marcado de Long tails gratuito, el resto de horarios había long tails a disposición pero de pago. También podías contratar excursiones en long tail con ellos con comida incluida (sandwich y agua) y tenían duchas y aseos fuera de las habitaciones por si alguien como nosotros tenía que utilizarlos al irse del hotel y ya no disponía de habitación.

Long tail en la «recepcion» del hotel

En definitiva, es un hotel en el que nos llevamos lo mejor del país, y esos son los mejores hoteles del mundo.

¿Alguna pega?
Mi opinión sobre este hotel no es objetiva, y no creo que pudiera decir nada malo de ellos, aunque si buscáis piscina, este no tiene, pero ¿quien la quiere teniendo una gran piscina natural delante?

¿Su precio?
207,57€ por dos noches (51,90€ por persona/noche) alojamiento + desayuno en villa frente a la playa con baño interior.

Ellos hicieron que nos sintiéramos como en casa

Alisea Boutique Hotel 3* – Ao Nang (No recomendado)

Para el día de vuelta de las Islas Phi Phi queríamos reservar otro hotel distinto al primero en otra zona de Ao Nang.

Piscina infinita

¿Por qué lo elegimos?
Nos gustó su piscina, su localización y sus habitaciones, teníamos planeado coger bicicletas por la tarde y ellos las tenían, aunque al final no lo hicimos.

¿Y una vez allí?
Creo que algunas cosas fueron cuestión de mala suerte porque tiene una puntuación de 8,3 cosa que no tendría si todas las habitaciones fueran como la nuestra. Simplemente creo que no tuvimos mucha suerte con la limpieza de la habitación, además estábamos en una tercera planta sin ascensor y algunas tonterías más pero que una sobre otra hacen que no te lleves buena impresión del hotel, parecía el típico hotel antiguo que había tenido su época de gloria cuando empezó el boom de Tailandia, pero que ya se había quedado obsoleto. El restaurante del hotel es un italiano que bueno, con lo que nos cobraron podíamos haber comido bastante mejor.
Eso si, el personal fue amable en todo momento, nos guardaron las maletas sin problemas e incluso nos dejaron que nos ducháramos en el spa del hotel cuando ya no teníamos habitación.

¿Su precio?
57€ (28,5€ por persona/noche) alojamiento + desayuno en suite loft

Hyatt Place Bangkok Sukhumvit 4* – Bangkok (Recomendado)

Para la última noche de viaje queríamos el capricho barato del viaje, un hotelazo de 4 o 5 estrellas con piscina en la azotea, sabíamos que iba a estar en la zona nueva y queríamos que estuviera cerca del metro para poder ir y llegar al aeropuerto fácilmente, pues solo ibamos a estar 24 horas en Bangkok. Encontramos 6 o 7 que cumplían estos requisitos y elegimos.


¿Porqué lo elegimos?
Entre los 6 o 7 que cumplían los requisitos que queríamos, este era el que mejor precio tenía ademas incluía cancelación gratuita hasta un par de días antes de entrar al hotel y el desayuno, con lo que pasaba de ser un capricho barato a ser una ganga. Tenía una terraza en la parte superior del hotel que servía de mirador y la piscina aunque no era infinita tenía bastante buena pinta.

Piscina de hotel

Y ¿una vez allí?
Estuvo fantástico, una habitación preciosa con ventanales que cubrían todo el frente de la habitación desde los pies hasta el techo, de buen tamaño y un baño bastante amplio, el desayuno era de los mejores que probé en los 15 días, muy bueno y muy muy variado, la piscina la tuvimos para nosotros solos ya que nada más desayunar subimos a darnos el baño de despedida. En el lobby hay una zona llena de neveras con comida y bebida por si te entra hambre a raras horas.
Nuestro vuelo de vuelta salía a la 1 de la noche, pedimos en recepción sobre las 8 de la tarde el poder ducharnos ya que llevábamos todo el día andando con un calor sofocante y nos dieron una habitación libre para poder asearnos ¡OMG! esperábamos una ducha en el gimnasio o en el spa, pero ¡una habitación entera!

¿Alguna pega?
Bueno lo único que nos hizo falta y que no pudieron darnos fue cambio de moneda, por el resto todo estuvo bastante bien.

¿su precio?
83€ (41,50€ por persona/noche) alojamiento + desayuno en habitación estandar con cama extragrande

Al final los 1000€ que teníamos de presupuesto en hoteles se convirtieron en 1169,76€. Nos olvidamos por completo de la noche que teníamos que hacer en Madrid y no quisimos coger otro hotel mas barato en las islas Phi Phi porque finalmente se nos metió ese por los ojos. Intentamos mezclar hoteles baratos con lo justo, con algunos con más comodidades, pero teniendo en cuenta que la noche en el Marina Bay Sands se iba a llevar una tercera parte del presupuesto.

¿Qué os han parecido nuestros alojamientos? ¿Has vuelto satisfecho de los hoteles reservados en el sudeste asiatico? Si es así cuéntanos en los comentarios.

Muchas gracias por leernos,y ya sabéis, si tenéis alguna pregunta, alguna cosa no lo veis muy claro o necesitáis más información sobre algo no dudéis en escribirnos un comentario o contactarnos por correo.

Y si os ha gustado el post no olvidéis compartirlo en vuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *