AMERICA,  ESTADOS UNIDOS,  NUEVA YORK

DIARIO: DÍA 3. EXCURSION CONTRASTES, CHINATOWN, LITTLE ITALY Y SOHO

Sonó el despertador sobre 6:45, teníamos que estar en la puerta del hotel The Row a las 7:50 para nuestra excursión de contrastes. No era algo que nos hiciera especial ilusión, pero lo que si que teníamos ganas era de pasar por el Bronx, Queens y demás zonas del recorrido.

Buscamos el hotel que estaba cerquita de Times Square. Y allí había una persona apuntando nuestros nombres, cuando llegó el momento subimo al autobús para comenzar la excursion, aunque todavía había que pasar por un hotel más a recoger más gente, el autobús iba lleno. Nuestro guía Jorge un sudamericano afincando en Nueva York fue de los mejores que me he encontrado nunca e hizo que nos quedáramos con ganas de más, no se callaba, pero tampoco resultaba pesado e interactuaba mucho con nosotros.

Comenzamos la excursión subiendo por Madison Avenue, y viendo todas las tiendas de lujo que allí se encuentran. Según nos comento Jorge, estas tiendas son las que sostienen a las de la 5ª Av. ,son donde realmente las señoras adineradas se gastan 15.000$ en un vestido de Carolina Herrera, ya que las de la 5ªAv. son utilizadas más como escaparate que como tienda en si.
Poco despues de ver estas tiendas, pasamos por el Hospital del Monte Sinaí y desde ahí todo comenzó a cambiar, los lujosos aparatamentos pasaron a ser viviendas de proteccion oficial y las carísimas tiendas de diseñadores se convirtieron en pequeñas tiendas de ultramarinos. Estábamos en Harlem, conocido por ser un barrio afroamericano de referencia, del que os hablaremos en otro post.

Entramos en el Bronx y la primera parada fue en el Yankee Stadium, donde juega el equipo de Beisbol New York Yankees. Este estadio sustituyó al anterior que se encontraba justo al lado. Cuando planeamos el viaje una de las cosas que nos hubiera gustado muchísimo ver habría sido un partido de béisbol, aunque seguramente no nos hubiéramos quedado las casi 3 horas que dura. Tened en cuenta que si queréis ver un partido de béisbol la temporada es de abril a noviembre. Nosotros evidentemente no lo pudimos ver, pero así tenemos otra escusa más para volver (ya tenemos una larga lista)

Yankee Stadium

Después de esta parada en la que ya nos empezó a nevar un poco seguimos adentrándonos en el Bronx, ahí fue cuando Jorge empezó a contarnos historias sobre este barrio, de las de no quererte bajar del autobús. Aunque actualmente hay mucha más vigilancia, seguridad y mucha menos delincuencia, las historias nos pusieron la carne de gallina durante todo el trayecto en el Bronx.

Llegamos al lugar donde los grafitis en las paredes significan algo más que un rayajo. Las pandillas se identifican con una serie de colores con el que realizan sus pintadas. (latin king, amarillo y blanco; Ñetas rojo y negro o los Crips, azul y negro). El lugar donde aparecen estas pintadas es «propiedad» de estas pandillas, y les queda claro a la pandilla enemiga que por allí no van a conseguir nada.

Tras explicarnos esta rivalidad, empezamos a ver otra serie de graffitis, lo que ellos llaman graffitis ejemplarizantes, aquellos graffitis que han sustituido a los anteriores hechos por las bandas callejeras. Sobre todo para homenajear a las personas caídas en este barrio.

El primero de ellos fue el de Amadou Diallo, su muerte generó una gran controversia en la ciudad de Nueva York, ya que fueron 4 policías lo que lo mataron confundiéndole con un violador, Amadou iba desarmado y al meterse la mano en el bolsillo para sacar su documentación, los policías confundieron la cartera con un arma y lo mataron a balazos. El graffitti fue restaurado hace no mucho y en él puede leerse «Amadou Diallo, sus ultimas palabras fueron Mama estoy yendo a la escuela»

Después de esta parada en la que ya nos empezó a nevar un poco seguimos adentrándonos en el Bronx, ahí fue cuando Jorge empezó a contarnos historias sobre este barrio, de las de no quererte bajar del autobús. Aunque actualmente hay mucha más vigilancia, seguridad y mucha menos delincuencia, las historias nos pusieron la carne de gallina durante todo el trayecto en el Bronx.

Llegamos al lugar donde los grafitis en las paredes significan algo más que un rayajo. Las pandillas se identifican con una serie de colores con el que realizan sus pintadas. (latin king, amarillo y blanco; Ñetas rojo y negro o los Crips, azul y negro). El lugar donde aparecen estas pintadas es «propiedad» de estas pandillas, y les queda claro a la pandilla enemiga que por allí no van a conseguir nada.

Tras explicarnos esta rivalidad, empezamos a ver otra serie de graffitis, lo que ellos llaman graffitis ejemplarizantes, aquellos graffitis que han sustituido a los anteriores hechos por las bandas callejeras. Sobre todo para homenajear a las personas caídas en este barrio.

El primero de ellos fue el de Amadou Diallo, su muerte generó una gran controversia en la ciudad de Nueva York, ya que fueron 4 policías lo que lo mataron confundiéndole con un violador, Amadou iba desarmado y al meterse la mano en el bolsillo para sacar su documentación, los policías confundieron la cartera con un arma y lo mataron a balazos. El graffitti fue restaurado hace no mucho y en él puede leerse «Amadou Diallo, sus ultimas palabras fueron Mama estoy yendo a la escuela»

Graffiti de Amadou Diallo

Tal como nos íbamos adentrando más, empezamos a ver sellos policiales en las puertas de las casas. Según nos explica Jorge, estos sellos determinan que la policía pueda entrar en cualquier momento en esa casa sin orden judicial. Son viviendas consideradas un peligro para la sociedad. Para llevar a cabo esta orden tuvieron que acudir a la corte suprema ya que se consideraba que atacaba a los derechos civiles.

En la anterior etapa del Bronx Jorge nos contó que cada condado de Nueva York tiene un gobernador que es el que rinde cuentas al alcalde de la ciudad. Durante esta etapa en la que las pandillas habían tomado el Bronx y en el que la mayoría de las personas estaban a merced de lo que estas les ordenaran, el gobernador dio el aviso al alcalde con un «alcalde hemos perdido el Bronx» Tras estas palabras y con ayuda de la corte se empezaron a tomar una serie de normas como los sellos que he mencionado antes, los circuitos de cámaras de vigilancia 24 horas o la sustitución de los pocos policías que andaban por el Bronx, por policías «undercover». Durante nuestro paseo por el Bronx solo pudimos ver un policía uniformado, ya que para encontrarlos hay que buscarlos conduciendo el autobús de la ciudad,el metro de la zona o barriendo en las guarderías.

Graffiti I love the Bronx

En esta época anterior tan fatídica en el Bronx tenían lugar muertes prácticamente todos los días. Utilizaban a los niños en las guarderías para traficar con droga, actualmente las guarderías tienen puertas blindadas y están cercadas con una valla que supera la altitud del edificio, para de esta forma asegurar a los pequeños. También era la época en la que las que las pandillas llegaban a los comercios a la hora del cierre y obligaban al dependiente a hacer la caja delante de ellos y darles una comisión de las ventas. A partir de ese momento, deberían de ajustar cuentas todos los días con ellos si no querían encontrar su negocio quemado al día siguiente. De ese modo llegaron los policías «undercover», cuando los dueños de las tiendas decidían cerrar por la presión de las pandillas, estos policías hacían de dependientes de las tiendas y ajustaban cuentas con los pandilleros y ya sabéis que viene después… Jorge nos recomendó muchísimo para poder entender la historia del Bronx la película de «distrito apache» así que ya tenéis plan de peli y manta para el domingo.

La siguiente parada en el Bronx fue el grafiti de Big Pun o Christopher Lee Rios,el rapero con el que todos los cantantes estadounidenses han querido colaborar, y no por su fama, si no por lo que hizo en el Bronx. Decían que «se robaba a los niños de las pandillas» los sacaba de ellas haciéndoles ver que la música les podía reportar mucho más dinero que lo que ellos hacían. Murió en el año 2000 con 28 años a causa de un fallo respiratorio, pesaba casi 320 kg

Graffiti Big Pun

Otras de las cosas que más nos impresionó de los que nos contó Jorge fue el tema de las zapatillas colgando, al contrario de lo que podamos creer, allí no hace referencia a la venta de drogas, si no a la muerte. Cuando una pandilla mata a alguien de la pandilla local y estos se quedan defendiendo su esquina y a sus seres queridos, la pandilla enemiga sabe que estos no van a ceder su territorio, pero si por lo contrario al disparar, el resto de la pandilla local se va y abandona a la persona muerta, los atacantes bajaran del coche y le quitaran las zapatillas (normalmente de los colores de la pandilla a la que pertenece) y las colgaran en esa esquina, es una manera de decirle a los de la misma pandilla que han perdido el derecho a pisar este territorio.

Y ya no os voy a contar mas sobredel Bronx, solo deciros que solo por el tiempo que estuvimos aquí y las historias que nos contaron merece muchísimo la pena hacer este tour, es algo que sin duda no os podéis perder en vuestro viaje a New York.

Graffiti ejemplarizante en el que se ve a Yadira Arroyo asesinada en el Bronx en Marzo de 2017 y a Sonia Sotomayor la juez de la corte suprema de EEUU nacida en el Bronx entre otros.

Después de todo esto cruzamos la bahía de Long Island para adentrarnos en la zona de Whitestone, donde se encuentra las famosas casas de fin de semana, casas que no son para vivir si no que se tienen para pasar el fin de semana o para cuando los estadounidenses vienen a Nueva York. Pasamos por el barrio más atentos de los chistes que hacía Jorge que de las casas y ponemos rumbo hacia Flushing Meadows – Corona Park, donde se encuentra el estadio donde se disputa el Us Open de tenis, el estadio City field donde juegan como locales el equipo de beisbol los Mets de Nueva York, también se encuentra en el parque la Uniesfera y el pabellón de Nueva York de la feria mundial de 1964, en este lugar nos volvimos a bajar del autobús, estaba nevando muchísimo y la verdad que estábamos más pendientes de la nieve que de donde estábamos, ya que por el sur de España no es muy fácil ver nevar y para nosotros era la primera vez.

Nos volvimos a montar en el autobús tras una parada de 15 minutos en el parque y nos adentramos en Queens en la zona donde se encuentran los barrios de distintas culturas. Paramos en la zona sudamericana para desayunar algo, entramos en lo que parecía una especie de Dinner donde ten ponían unos platos bastante generosos y muy bien de precio si lo comparamos con Manhattan, dos platazos, café y botella de agua 24$ ¡No esta nada mal! Nos dieron una media hora para comer algo que nos fue algo justos, pero solo por la estampa de estar comiendo en ese dinner (que por cierto se llamaba «cositas ricas») viendo nevar por los cristales con todo decorado de navidad mereció la pena, ¡estábamos en una pelicula de antena 3 de navidad! 😂 

De vuelta en el autobus, pasamos por el cementerio Calvary que con más de 3 millones de tumbas es el más poblado de EEUU, es donde entierran a Don Vito Corleone en la pelicula el padrino.

Tras todo esto nos llevan a Williamsburg para observar la comunidad judía ortodoxa, con unas reglas muy estrictas y esos tirabuzones que tanto los caracteriza y que por cierto tiene una explicación. Según estos judíos, los tirabuzones es de donde tirará el dios para llevarlos hacia el cielo llegado su momento. Las casas tienen dos cocinas completas y los lugares como las sinagogas y demás lugares públicos tienen dos entradas, una para las mujeres en la parte inferior o trasera y otra para los hombres por la parte delantera. También vimos a las mujeres siempre caminar por detrás del hombre y siempre con falda ¡con el frío que hacia! Algo que nos llamó mucho la atención es que las mujeres al casarse se rapan la cabeza, esto es porque para ellos el cabello de la mujer atrae a los hombres, una vez casada ya no es necesario atraerlos por lo que se lo rapan y usan pelucas o pañuelos para cubrirse la cabeza.

Tras esta breve visita a Williamsburg teniamos que decidir si nos quedabamos antes del puente de Brooklyn para cruzarlo andando o seguíamos hasta el final del recorrido y nos bajabamos en China Town. Nos cogió de sorpresa, por alguna razon habíamos olvidado que el tour no nos llevaba de regreso al hotel y no habíamos cogido ni guia ni recorrido😔 Asi que decidimos bajar en China Town y desde ahí veríamos que hacer.

El tour contrastes es muy muy recomendable para entender un poco más la historia y visitar lugares que seguramente no visitaras si no es con un tour, ya que solo ir a cada uno de los lugares te llevará más de un día. Lo que si echamos es falta fueron más paradas.

Una vez bajamos del autobus estaba cayendo una nevada considerable y hacía bastante frio. Como estabamos en Chinatowndecidimos empezar a comprar lo que nos llevaríamos de recuerdo a España, ya que se pueden encontrar mejores precios y regatear bastante. Junto con una pareja que habíamos conocido en el tour entramos en bastantes tiendas, regateamos lo más grande y por supuesto vimos a los chinos intentando vendernos de todo ¡hasta gafas de sol! ¡si esta nevando! 
Después de un largo rato encontramos una vez entrados en Little Italy una de nuestras debilidades, una tienda de decoración de navidad, sabíamos que íbamos a estar un buen rato, y decidimos separarnos de esta pareja. 

Una vez habíamos cargado las bolsas salimos y una música navideña nos invadía, miramos hacia arriba y nos encontramos a unos chicos cantando en la escalera de incendios que pasaba por su piso, vestidos cual Papa Noel, navideños totales, media calle estaba parada viéndolos cantar y tarareando con ellos. Seguimos caminando por Mulberry Street dando un paseo por Little Italy, entramos en un bar a tomarnos una cerveza donde nos cobraron la burrada de 16$ por las dos y conocimos a una pareja de Utah muy amable con un ingles perfectamente entendible para nosotros, que nos mostró con su teléfono (ya que nosotros estábamos sin Internet) donde se encontraba una de las pocas cosas de Little Italy que recordaba que había que ver, el mural de Audry Hepburn que resulto estar a dos pasos (literalmente) del bar, en el 176 de Mulberry Street. 

Decidimos seguir por el Soho viendo su estética y sus murales que no eran pocos, la nieves se apoderaba de las calles, entramos en algunas tiendas a ver si cogíamos algo de wifi pero no tuvimos suerte. Sin duda el Soho es uno de los lugares que se me han quedado pendientes para la próxima vez que visitemos Nueva York. 
Moraleja: nunca salir de «casa» sin la guía de la ciudad, siempre te puedes encontrar con alguna sorpresa.

Para terminar el día nos fuimos dando un paseo bajo la nieve hasta el Century 21 del distrito financiero, estábamos flipando con la nieve, se veía el paisaje blanco y seguía nevando. Aunque nos hubiéramos dejado todo en el hotel y no pudiéramos haber disfrutado bien de la zona, quedábamos más que satisfechos con el día de hoy.

Manhattan nevado

Muchas gracias por leernos, y ya sabéis, si tenéis alguna pregunta, alguna cosa no lo veis muy claro o necesitáis más información sobre algo no dudéis en escribirnos un comentario o contactarnos por correo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *