CRACOVIA,  EUROPA,  POLONIA

BARRIO JUDIO DE CRACOVIA

Toda ciudad tiene una zona fuera de lo más turístico que te engancha, te enamora y hace que quede en tu mente y te recuerde a la ciudad cada vez que alguien la nombre.

Este es el caso del barrio judio de Cracovia, fuera de la zona turística del centro de la ciudad es un barrio en el que te encantará perderte por sus calles, entrar en sus bares y hará que quieras conocer cada segundo de su historia.

Pasamos una tarde entera en el barrio y gueto judio de la mano de un free tour muy chulo, en el que Diego nos contaba algo nuevo a cada paso. Al dia siguiente cambiamos todos los planes del viaje y decidimos volver para seguir descubriendo aquel lugar tan caracteristico.

La historia del barrio judio comenzó con el rey Casimiro III y su necesidad de financiación. Como es sabido, segun la religion judía sus seguidores no pueden ostentar poder, no pueden materializar el dinero que poseen, asi que muchos de ellos son prestamistas. En esa época, el rey Casimiro III invitó a todos los judios a vivir en Polonia, mas concretamente en el barrio de Kazimierz, de esta manera tendría una cantidad de prestamistas con los que financiarse.
La población judia seguía aumentando y hacían su dia a día en la ciudad, junto a los catolicos que vivian en el centro de la ciudad.
Allí se quedaron durante siglos hasta que llegó el más que conocido capítulo de los nazis, en el que todos los judios fueron obligados a trasladarse al gueto de Podgorzé y en el que los judiós con suerte vivian hacinados en pisos con 3 familas más o los que contaban con menos suerte dormian en la calle con las bajas temperaturas que ofrecía Cracovia en los inviernos de aquellos años. Los lugares que ocupaban las 3000 personas que antiguamente vivían en este distrito dió espacio para 15000 judios.

Al finalizar la segunda guerra mundial, de los judíos que quedaron con vida muchos se negaron a volver al barrio de Kazimierz, ya que el dolor sufrido por ellos en el barrio daba lugar a muy malos recuerdos. 
Actualmente la población judía en Cracovia es de alrededor de 120 personas.

Situación

Kazimierz está situado al sur del anillo del parque Planty, fuera de él a un paseo de unos 15 minutos desde la plaza del mercado. Al cruzar el río Vistula dará comienzo el gueto de Podgorzé. Anteriormente Kazimierz quedaba al otro lado del río Vistula, pero modificaron el recorrido de río, quedando el barrio judío más integrado aún si cabe dentro de la ciudad.

Para llegar al barrio judío desde la plaza del mercando deberéis coge la calle Sienna, junto a la basílica de Santa María, en el principio de la calle hace esquina una tienda de Zara, así no tenéis perdida 😉 Seguid todo recto continuando por la calle Starowislna y después de unos 10 minutos caminando veréis un «Spar» girad a la derecha y ¡bingo! empezareis a encontraros símbolos judíos.

Sinagogas en Kazimierz

Como buen barrio judio, Kazimierz posee una gran cantidad de sinagogas, aunque muchas de ellas fueron destruidas y actualmente otras muchas no prestan servicio. Las sinagoga que no os podeis perder y que probablamente os lleven si vais con el free tour son, la sinagoga vieja, la sinagoga remuh, la sinagoga Poppera y la sinagoga temple.

La sinagoga vieja es la más antigua de la ciudad, se construyó en el siglo XV y como podéis ver en la imagen tiene dos partes, una principal de ladrillo para los hombres y otra  mas bajita y más discreta para las mujeres, ya que según su religión no pueden rezar juntos, evidentemente tampoco había conexión entre las dos partes. Durante la segunda guerra mundial se utilizó como almacén de armamento para los nazis, dejándola casi destruida. Después de la segunda guerra mundial se restauró y a día de hoy es un museo de la historia judía. 

Está situada en Szeroka 24 y la entrada cuesta 10PLN, unos 2.5€, los lunes la entrada es gratuita.

La sinagoga Remuh está situada muy cerca de la anterior, y es una de las dos que continua activa. 
Está situada en Szeroka 39

La sinagoga Poppera es un pequeño edificio que hoy presta servicios como una librería judia, en ella si teneis suerte podeis incluso encontrar algun libro sobre judios en español.
Como dato curioso, Helena Rubisntein, nacio justo al lado de esta sinagoga, era judía y fue enviada a Australia a principios de 1900. 
Está situada en Szeroka 16

La sinagoga Tempel también continua activa y es diferente a las de la época por ser judío progresista, los cuales llevaron a cabo varios cambios sobre la forma de vida judía y esto no causó agrado a los más ortodoxos. La sinagoga es más vistosa que las anteriores y se recomienda entrar en ella, la entrada cuesta 5PLN y está situada en Miodowa 24.

Sinagoga vieja

Restaurantes y bares en Kazimierz

En el barrio judio hay una gran cantidad de bares de todo tipo, allí puedes encontrar desde comida Kosher, bares donde puedes fumar, encontrar puros habanos o te pudes tomar una cerveza en el mismo lugar que se la tomó Steven Spielberg.

Muy cerca de la sinagoga vieja encontrareis dos buenos lugares para comer comida Kosher, para quien desconozca este tipo de comida, los alimentos kosher son los únicos que pueden ingerir los judios, un conjunto de reglas determinan que se puede comer, de que forma deben ser sacrificados los animales, o que cosas no se pueden cocinar al mismo tiempo por poner algunos ejemplos.

Pues a lo que íbamos, lugares para comer kosher junto a la sinagoga vieja, podéis encontrar Ariel y Hamsa.  Justo al lado de Hamsa, encontrareis una cerveceria Chajim Kohan en la que Steven Spielberg y sus compañeros se tomaban unas cervezas cuando terminaban el día de rodaje de «la lista de Schindler»  

Direccion de Ariel: Szeroka 18
Direccion de Hamsa: Szeroka 2

Restaurante Ariel
Cervecería donde  Steven Spielberg terminaba sus días

Tambien teneis dos bares muy caracteristicos justo al lado de la sinagoga Tempel, La Habana donde os venderán puros habanos y Propaganda, un bar comunista donde podréis fumar en el interior, tirar las colillas al suelo y donde según nuestro guía del free tour «los baños son para verlos, solo para verlos»

Propaganda a la izquierda y La Habana a la derecha

Ya en la plac Nowy, justo en el centro podéis encontrar barios puestos en los que pediros el típico Zapiekanka, un tipo de panini mucho más grande en el que podéis añadir todos los ingredientes que se os antojen. Justo en una de las esquinas de la plac Nowy podréis encontrar un barecito llamado Alchemia en el que solo ya al entrar os sorprenderá, se podría resumir en el típico «ruin bar » tan característico de Budapest, pero en el salón que tienen entrando a la izquierda podréis encontrar un armario, en el que si os adentráis cual personaje de Narnia os pasará a la sala de fumadores, ¡no me digáis que no mola! Nosotros pasamos por allí a la mañana siguiente y no dudamos en entrar a tomarnos una cervezas. 

En la plaza Nowy a parte de entrar a tomaros una cervecita en este bar tan peculiar y haceros con un Zapiekanka también podéis ver un mercadillo que ponen los domingos por la mañana, la mayoría son puestos de ropa de segunda mano y nueva, pero si tenéis suerte podéis encontrar algunos hombres de entrada edad que venden objetos antiguos relacionados con la guerra a muy bajo precio. Nosotros no tuvimos suerte, ya que solo vimos los puestos de ropa y algunos puestos de segunda mano de objetos domésticos.

Lugares que merecen una visita

Cementerio de Kazimierz

Originalmente el cementerio judio de Cracovia, durante la segunda guerra mundial fue destruido por los nazis que utilizaron las piedras de las lapidas para fabricar adoquines. Lograron reconstruirlo más tarde pero se dice que la reconstrucción fue llevada a cabo por católicos, que intentaron hacerlo lo mejor posible, pero se debe a esto que el cementerio parezca más un cementerio cristiano que judío. En la parte trasera hay una pequeña ventana por la que podéis ver el interior del cementerio

Dirección: Szeroka 40

Basílica del Corpus Cristi

Esta basilica situada casi a la salida del barrio judio compite en grandeza e interior con la basilica de Santa Maria situada en el centro de la ciudad. Está activa y se puede entrar sin pagar entrada. Nostros intentamos entrar el domingo por la mañana cuando volvimos al barrio judio pero había misa, estuvimos esperando a que terminara pero al parecer enlazaban unas con otras, o eso o la misa era interminable, asi que nos limitamos a pasear por el exterior del recinto, rodeado de jardines. Su interior está reconstruido casi por completo y por lo poco que pudimos ver por la puerta de cristal debe ser impresionante.

Dirección: Bozego Ciala 26 

Perderse por sus calles

Lo mas chulo de este barrio es perderse por sus calles, ver como edificios casi destruidos conviven con otros totalmente restaurados. 

Antiguo ayuntamiento de Kazimierz

Casi la lado de la basilica del Corpus Cristi la zona es bastante chula, tiene muchos barecitos cuquis, probablemente los que vayais dentro de poco os sigais encontrando la pista de patinaje con sus villancicos, ademas es un lugar que probablemente os coja de paso en algun momento de la visita a este barrio.

Puente de los candados.

El puente de Bernatek atraviesa el río Vistula y comunica el barrio de Kazimierz y el antiguo gueto judío de Podgorze. El puente de dos vías relativamente nuevo tiene entre ellas, figuras suspendidas que se mueven con el viento. 

Iglesia de San José (Podgorze)

Desde que ví esta iglesia en Instagram supe que teníamos que hacer una parada en ella, su estilo neogotico y sus torres inspirada en la Basilica de Santa María situada en el centro hacen que parezca un edificio de cuento. Está situada casi en la entrada del antiguo gueto judío y se puede visitar de forma gratuita. De nuevo como era domingo había misa, pero entramos justo cuando empezaba nos quedamos en un ladito y pudimos verla por dentro, no tan impresionante como por fuera.

Processed with VSCO with a6 preset

Plaza de los heroes del gueto

Esta plaza llena de sillas de distintos tamaños hace honor a los heroes de la barbarie cometida por los nazis, a los judíos, a los que ayudaron a los mismos a escapar, a los que los protegieron, a todos aquellos que formaron parte del dolor que sintieron todas esas familias. En esa plaza los judíos llegaban con sus pertenencias y sus sillas para sentarse a esperar que les dijeran cual sería su futuro, algunos con más suerte lograban algún mal trabajo en alguna fabrica, otros los mandaban a campos de trabajo forzado y los que corrían menos suerte eran mandados a Auschwitz-Birkenau.

Processed with VSCO with a6 preset

Por supuesto el barrio judío tiene muchísimas cosas más que ver, aquí solo hemos nombrado las que más nos llamaron la atención, pero también podéis visitar la antigua fabrica de Oskar Schindler (ver aqui), la famosa farmacia del águila, os podéis hacer una ruta según la película de la lista de Schindler para ver las localizaciones de la película y un sin fin de cosas más, es un barrio que ofrece bastante variedad y yo os recomiendo que si tenéis tiempo no os limitéis a hacer el free tour, aunque para mí este resulta indispensable, ya que si no andaréis y andaréis pero no os enterareis ni de la mitad.

Os dejo un mapa para que situéis los puntos que os he nombrado

Sobre el free tour

Es lo que más os recomiendo de todas las cosas que hicimos en el viaje, normalmente comienzan a las 15:30 y el punto de quedada es la basílica de Santa María, en el centro de la ciudad, podéis reservar desde civitatis o desde la pagina de facebook de Good Cracow tours, la otra opción que tenéis si sois pocos es directamente ir a esa hora al lugar de encuentro buscar los paraguas verdes con la banderita de España y apuntaros. Obviamente como su nombre indica es gratis, pero al final del tour, los guías os pedirán que valores económicamente su trabajo, puedes darle lo que quieras, no hay un mínimo, así que siendo tan baratito y tan interesante ¡no os lo podeis perder!

Por supuestos que si teneis la suerte de que os toque nuestro guia, Diego, os vais a divertir, es un encanto, habla por los codos eso si pero siempre os contara algo interesante (lo identificareis porque junto a la bandera española en el paraguas lleva una bandera de oviedo (el chico es de gijón)

Por ponerle alguna pega, la hora, cuando llegueis a plac Nowy ya será de noche.

Hasta aquí todo lo que os puedo contar sobre el barrio judío, espero que os haya servido de ayuda a los que vais próximamente a esta preciosa ciudad, y a los que no, espero que os animéis a conocerla prontito ¡no os defraudará!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *